sábado, 19 de febrero de 2011

PARA NACHETE

Hola a todos!! 
Hoy os quiero dejar la carta que ha escrito Susana, la  orgullosa  mamá de Nachete que el miércoles 16 cumplió 4 añitos. De la lectura de la misma se puede inferir  el amor y  la felicidad  de una madre que quiere y acepta a su hijo tal y como es.



CARTA DE SUSANA A NACHETE

Tal día como hoy hace cuatro años, nació Nachete. La emoción de sentir a tu hijo encima de ti nada más venir al mundo no creo que sea comparable con nada. Son un montón de sensaciones que se unen para hacerte olvidar el sufrimiento del parto, ya nada importa, tu hijo por fin está contigo, le ves la cara con la que tantas noches has soñado.
Los primeros meses son duros, de emociones encontradas, de la felicidad a la desesperación por la inexperiencia de una primeriza. Con seis meses, todo cambia, empiezan las sonrisas, las carcajadas, los cinco lobitos, las primeras palabras…
Más meses y más avances, todo es felicidad, hasta que un día como por arte de magia, a los 18 meses, Nachete deja de hablar, no sonríe apenas, no atiende a su nombre. Llegan meses de incertidumbre, de pruebas medicas, de diagnósticos que no llegan. Hasta que un día te dicen que lo que tiene tu hijo es un TEA.
Unas siglas que nos van a acompañar toda la vida, pero son eso, unas siglas. No creáis que nos condicionan la vida, nada de eso. El Trastorno del Espectro Autista, forma parte de la personalidad de Nacho, pero no hace que sea diferente. Es un niño, que juega, que se ríe, que quiere, que se hace querer.
Nachete hoy cumple cuatro años, no controla esfínteres como los niños de su edad, tampoco habla, aunque hoy se ha cantado” el cumpleaños feliz”. Pero como los niños de su edad va al cole, juega en los columpios, con los coches, se ríe, llora cuando se cae. Y a diferencia de muchos niños de su edad, expresa sus sentimientos.
¿Pero no es autista?, pues no lo es, tiene autismo que es diferente y eso no le hace ser, ni frío, ni agresivo, ni solitario, ni asocial. Tiene autismo si, pero es cariñoso, dulce, con una mirada que te comunica lo que su voz aun no puede decir, no da puñetazos, lo que da son abrazos y le encanta estar en compañía, no le gusta estar solo.
Si hoy retrocediera en el tiempo a ese 16 de Febrero de 2007, y me dieran a elegir, volvería a vivir estos años, porque Nacho es como es, el autismo forma parte de él, forma parte de nuestras vidas. Sin llantos, sin lamentos, con alegría con ganas de vivir, de seguir adelante.
Porque si algo nos ha enseñado Nacho, es a ser felices, a ver la vida desde otro prisma. A recordar que con trabajo se consigue todo, él lo hace cada día, cuando por fin mira a los ojos, cuando se vuelve al oír su nombre, cuando dice una palabra. Él nos ha enseñado lo que realmente es importante, él nos ha enseñado a ser felices.
Feliz cumpleaños mi vida, creo que hoy soy la madre más orgullosa del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada